lunes, 11 de abril de 2011

La comprensión y el aprendizaje de textos

COMPRENSION DE TEXTOS

Tipos  de conocimiento:

Habilidades lingüísticas necesarias de tipo léxico, sintáctico, semántico y pragmático.  A la información nueva incluida en un texto.
Conocimiento conceptual (esquemas) que se activa y se pone en marcha cuando el lector se enfrenta a la información nueva incluida en un texto.

Habilidades estratégicas, metacognitivas y autorreguladadoras para introducirse a niveles profundos de comprensión y aprendizaje.

El conocimiento de que los textos pueden comprender una amplia variedad de géneros y estructuras textuales.

El conocimiento de que los textos tienen propósitos variados y que deben contemplarse enmarcados dentro de actividades o prácticas sociales y comunicativas de distintos tipos.

Principales atributos de un lector
1. Uso activo del conocimiento previo pertinente.
2. Capacidad de  seleccionar y emplear de forma flexible y autorregulada estrategias de lectura (cognitivas y autorreguladoras) pertinentes.
Estas dos habilidades permiten a los lectores competentes adapatarse con facilidad a una variedad de condiciones de estudio y tipos de material de lectura.

¿Qué es comprender un texto ?

La comprensión de textos es una actividad Constructiva compleja de carácter estratégico, que implica la interacción entre las características del lector y del texto, dentro de un contexto determinado.
Se considera una actividad Constructiva, porque el lector no únicamente realiza una transportación unidireccional de los mensajes comunicados en el texto a su base de conocimientos.
La construccional se elabora a partir de la información que le propone el texto.









Desesperanza Aprendida

 
“Es una sensación experimentada por los alumnos de que sin importar lo que hagan ya están condenados al fracaso”.  (Woolfolk, 1996).

En tal caso las conductas de los alumnos se deben orientar a evitar el fracaso escolar.

Se ha detectado que el fracaso escolar de los alumnos es el empleo excesivo del sarcasmo  por parte de los profesores y de un manejo impredecible de recompensas y castigos.

Se ha notado que a media que los niños crecen, las manifestaciones de derrotismo escolar aumentan; hacen muy poco esfuerzo en la realización de las tareas y su participación espontanea o voluntaria en clase se vuelve escasa.

Además parece que al llegar a la adolescencia estos comportamientos se acentúan.

Woolffolk, plantea que la desesperanza  aprendida  es un peligro muy serio, en especial en los estudiantes con problemas de aprendizaje, historia de fracaso escolar, y para aquellos que son víctimas de discriminación  por diversos motivos (género, clase social, etcétera).

La desesperanza Escolar es el resultado de TRES tipos de DÉFICIT:













Cambios Evolutivos en la Motivación de los Estudiantes


                                                               1. A medida que la edad aumenta
Cambia el comportamiento.
 Aumentan las manifestaciones derrotistas.
 Se incrementan la frecuencia de conductas tendientes a la evitación del fracaso.

2. Se producen cambios cognitivos:

Cambia la concepción de la habilidad y el esfuerzo.
Cambia la percepción de la dificultad de la tarea.
Cambia la percepción del valor de éxitos y fracasos en función de la dificultad.

3. Se modifican los valores y las metas que predominan:

Los alumnos más pequeños valoran la más como un entorno social que como un entorno académico.
En la adolescencia cobra especial importancia la autovaloración, lo que hace que predomine más la búsqueda de autoestima que la del aprendizaje per se.
En la adolescencia, la mayor orientación de las mujeres hacia las relaciones personales influye con frecuencia en una valoración de los logros escolares diferente a la de los varones.

4. Cambian las causas a las que se atribuyen los éxitos y fracasos:

Se diferencian claramente los sujetos que atribuyen los fracasos a características propias percibidas como no modificables ni controlables  (por ejemplo, la falta de capacidad) de los que consideran que es un fracaso nunca es insuperable.

5. Se modifica el grado en que las expectativas se apoyan en una base realista:

Se estima que esto ocurre a partir de los 8 años de edad, siendo antes excepcionalmente elevadas.